Feria Internacional del Libro.Bogotá, ville caribéenne ?

La Caraïbe invitée d'honneur

Bogotá, ville caribéenne ? C’est ce que pourrait laisser croire la réalisation de la 15ème Feria Internacional del Libro, du 24 avril au 6 mai 2002, dans la capitale colombienne, qui avait cette année pour invitée d’honneur la région Caraïbe.

Occupant tout un étage d’un des pavillons de Corferias, principal centre d’exposition de la ville, plusieurs stands présentent les dernières publications venues de Cuba (particulièrement abondantes), de Jamaïque, de Puerto Rico, de la République Dominicaine, du Venezuela et des différentes régions de la Caraïbe colombienne. Si Bogotá, ville andine, se situe à " 2600 mètres plus près des étoiles " comme le rappelle les présentations touristiques, elle fut aussi, durant quelques jours, la capitale d’une Caraïbe déterritorialisée qui a vu se succéder les concerts de vallenato et de cumbia, les lectures de poésies et de contes caribéens, où l’on pouvait croiser, devant le sable blanc de San Andrés ou les portraits du Che, Luis Manuel Pérez Boitel, Arturo Arango (Cuba), Angel Quintero, Mairym Cruz Bernal (Puerto Rico), Olive Senior (Jamaïque), José Enrique García (République Dominicaine), Luis Britto García, Gustavo Pereira (Venezuela), Roberto Burgos, Manuel Zapata Olivella, Fanny Buitrago (Colombie).

Comme le rappela Alfonso Múnera, historien, ancien doyen de la faculté de sciences humaines de l’Université de Cartagena et actuel ambassadeur en Jamaïque, lors d’une table ronde portant sur la " construction de la Caraïbe ", le dimanche 5 mai, le visiteur qui se promène dans les rues de Bogotá a parfois l’impression de s’être trompé de lieu.

De fait, les vendeurs de CD piratés de musique caribéenne, champeta en tête, les stands proposant les meilleurs cocktails de crevettes de la côte font aujourd’hui partie du paysage de la ville. Le sancocho de pescado, les patacones et le riz de coco rivalisent désormais avec le traditionnel ajiaco santaferano ou le typique chocolat chaud-fromage.

Comme quoi, à 2600 mètres d’altitude et aux pieds de la cordillère orientale, la Caraïbe fait sentir son influence ! Elisabeth Cunin et puis Nelson a trouvé sur Internet, ceci: Aqui encontrará lo mas sobresaliente del salon del libro en Bogotá. > Literatura con sabor caribeño Jamaica, República Dominicana, Cuba, Puerto Rico, República Bolivariana de Venezuela y los ocho departamentos caribeños de Colombia serán los encargados de compartir sus costumbres y tradiciones con más de 300.000 personas que, se estima, visitarán este año la decimoquinta versión de la Feria Internacional del Libro.

La Feria busca convertirse en un encuentro cultural que mezcle la riqueza literaria, el folclor y todo el esplendor artístico propio de los países de esta zona del continente. En los últimos tiempos cada una de las naciones caribeñas vivió luchas que transformaron su vida social y cultural. De ahí surgió la necesidad de no dejar atrás las tradiciones y de aprovechar las innovaciones. Esto llevó a los escritores a concebir en la literatura un lenguaje que afiance la nueva identidad de sus sociedades.

Y sin importar qué tanto evolucionen los géneros o la forma de contar las historias, la literatura de esta región sigue compartiendo una misión: la de reunir expresiones y lenguajes populares que unifiquen los cambios a los que esos pueblos se han visto sometidos. Con este arte, han sido numerosos los escritores caribeños que han dejado en alto el nombre de sus pueblo y de todo un continente. Todo tipo de premios han sido entregados a estos artistas y, como en cuestión de letras no todo esta terminado, vendrán más y novedosos escritores que sigan enalteciendo el nombre de la región en todo el mundo.

PUERTO RICO

La literatura propia de Puerto Rico surgió en el siglo XIX, cuando la isla dejó de ser simplemente un lugar de paso y abastecimiento de los barcos que venían de Europa. Las primeras producciones literarias se conocieron a través de 'La Gaceta', el periódico de la isla, que surgió en 1807. Luego llegó de Europa la influencia de la corriente romántica (movimiento intelectual que hizo prevalecer el sentimiento sobre la razón) y en este período el que más se destacó fue el novelista Alejandro Tapia y Rivera, autor de ŒCofresí1 y fundador de la revista 'La Azucena'. Por su parte, Manuel Alonso se destacó por ser iniciador del costumbrismo (género literario que le presta atención a las costumbres típicas de una país o región) y el criollismo, con una de sus obras más destacadas ŒEl Jíbaro1. Alonso impulsó la poesía folclórica y la narración costumbrista.

En la segunda mitad del siglo 19 se puso de moda el ensayo, un género en el que se destacó Cayetano Coll y Coste y Eugenio María de Hostos. Este último escribió ŒLa peregrinación de Bayoán1 y también introdujo el pensamiento positivista y todos los escritos independentistas de la época. Más adelante aparecieron algunos tintes del modernismo, con matiz regionalista, en las obras de José Jesús Estévez y Luis Llorens Torres, quien fundó la ŒRevista de las Antillas', un medio de difusión de ideas modernistas. Durante todo está época predominó el naturalismo (se opone al romanticismo y introduce a la novela los métodos del positivismo) y el costumbrismo. En el siglo 20 la literatura se centró en los temas nacionales y apareció Luis Palés Matos, principal representante del Œnegrismo1, movimiento que con los años se convirtió en vanguardia. La novela también abordó la problemática rural y socio-cultural del país.

CUBA

La primera creación literaria que se conoce es un poema épico que cuenta el enfrentamiento entre navegantes franceses y criollos, se llama 'Espejo de paciencia' y su autor es Silvestre Balboa (principios del siglo 17). Del siglo 18, se tiene el registro de la primera comedia cubana, 'El Príncipe jardinero y fingido Cloridano', escrito por Santiago Pita. Además durante este siglo se registraron los tres hechos que impulsaron el desarrollo cultural de Cuba: fundan la universidad, instalan la primera imprenta y aparecen los primeros periódicos con textos literarios De esta forma, surgen los primeros poetas influenciados por rasgos del neoclasicismo (movimiento artístico que trata de imitar la estilística del arte clásico y romano), entre los que se destacaron Manuel de Zequeira y Manuel Justo de Rubacalva. Cuando las ideas de emancipación comenzaron a propagarse (siglo 19), los escritores se acercaron a la corriente romántica (movimiento intelectual que hizo prevalecer el sentimiento sobre la razón), en este campo José María Heredia fue, sin lugar a dudas, quien más se destacó. Su tema predilecto fue el paisaje americano. Pero el escritor cubano por excelencia durante este siglo fue José Martí, también precursor de la independencia. Martí se dedicó a difundir los ideales de la liberación cubana.

Se destacó en la oratoria, como americanista, novelista, poeta y dramaturgo. Los escritores de la década de los noventa no son pocos. En esta época las vanguardias evolucionaron junto a la poesía de la negritud. Su máximo exponente fue el famosos Nicolás Guillén quien le escribió a los valores afro americanos y elevó protestas sociales contra el maltrato de su raza. Por esta época aparece la Œ generación de entre revolución1, agrupada en la revista ŒOrígenes1 y dirigida por José Lezama, un poeta de inspiración poco moderna que se destacó por el libro ŒParaiso 1966'. A los pocos años (sesenta) surge la Œgeneración de la revolución1 ligada a la revista ŒCasa de las Américas1. Por su parte, el novelista Alejo Carpentier marca el inicio del realismo mágico (creación de historias a partir de la realidad, se caracteriza por la atemporalidad y fragmentación de los textos) en la narrativa latinoamericana. En sus novelas el tema más recurrente es la problemática social y sus obras más conocidas son ŒEcué –Yamba-O1, ŒEl reino de este mundo1 y ŒLos pasos perdidos1.

JAMAICA

La cultura jamaiquina conserva muchas tradiciones culturales originarias del continente africano. Hoy día están implementando un programa que los llevé a mediano plazo a convertirse en La Meca cultural de la región, para obtener beneficios económicos y reconocimiento a nivel mundial. La nación ha mantenido sus tradiciones orales y la familia se ha constituido en el núcleo esencial para la fundación de las expresiones culturales de Jamaica. Esta unidad se encuentra principalmente en las comunidades rurales y en los centros urbanos. Para los jamaiquinos la música y el baile son la expresión de su herencia africana y británica. El ritmo que dieron a conocer a todo el mundo es el reggae y su máximo exponente, Bob Marley.

REPUBLICA DOMINICANA

El país, por su inseguridad política, tuvo un fuerte vacio literario hasta el siglo 18, cuando empezaron a surgir escritores como Pedro A. Morell de Santa Cruz, que escribió un testimonio llamado ŒRelación de las tentativas de los ingleses en América1. Pero es solo cuando logran su independencia (1844), cuando nace la literatura propia de República Dominicana. Los textos contenían aspectos de la vida nacional y algunos, como Javier Angulo Guridi, abordaron la temática indigenista o independentista, como fue le caso de Félix María del Monte. Incluso la persona que presentó la panorámica más completa de la conquista fue Manuel de Jesús Galván, quien escribió ŒEnriquillo1, una novela considerada historicoindigenista. En la poesía se destacó Gastón Fernando Deligne, autor de 'Galaripsos'. Con el tiempo, el modernismo (movimiento literario caracterizado por la independencia artística, en busca de un mundo ideal y refinado e innovaciones de lenguaje) llegó a la literatura del país, en especial con temas hispanoamericanos. Sus exponentes fueron Valentían Giró, Osvaldo Basil y Ricardo Pérez Alfonseca. En 1920 surgió el 'postumismo', influenciado por las corrientes vanguardistas y se difundió a través de la revista 'El Día Estético'. Las figuras que se destacaron fueron Domingo Moreno Jiménez, autor de 'Psalmos' y Rafael Augusto Zorrilla. En los años cuarenta, apareció un nuevo grupo de poetas que publicó sus textos en la revista 'La Poesía Sorprendida'. Por otro lado, en la narrativa sobresale Tulio Manuel Cestero, quien creó una obra de introspección sociológica. Las obras que más se destacan son 'Ciudad romántica' y 'La sangre'. Luego apareció el costumbrismo (género literario que le presta atención a las costumbres típicas de una país o región) representado por Pedro M. Archambault, autor de 'Pinares adentro'. En el realismo (reflejar los seres y las cosas tal como son en la realidad) se destacaron Francisco Moscoso Puello con la novela ' Cañas y bueyes' y Ramón Marrero Aristy con 'Over'. Los más destacados del último tiempo son los poetas Manuel del Cabral, Pedro René Cortín, Héctor Incháustegui, entre otros.

VENEZUELA

La literatura venezolana surgió en el siglo 18, pero se pueden encontrar escritos anteriores dejados por misioneros que relataron el virreinato de la Nueva Granada. Se trata de crónicas, diarios y epistolarios que describen minuciosamente las tierras del país. Ya en la primera mitad del mismo siglo aparecieron historias inspiradas en el espíritu enciclopedista, con rigor documental y científico, a cargo de José de Oviedo y Baños que, a pesar de ser colombiano, es considerado el creador de la prosa académica venezolana. Cuando aparecen los primeros movimientos independentistas, que encuentran eco en la corriente neoclásica (movimiento artístico que trata de imitar la estilística del arte clásico y romano), los escritores de la época comienzan a escribir sus obras con tendencias liberales y revolucionarias. Aquí los escritores destacados son Francisco de Miranda, Simón Rodríguez y José Sanz, tres próceres de la independencia que se dedicaron a difundir el ideario de la Ilustración. El neoclasicismo continuó hasta el siglo 19, tiempo en el que se conoce a la figura más importante de la literatura venezolana: Andrés Bello. Fue filólogo crítico literario, político educador y poeta y sus obras más destacada son ŒAlocución a la poesía1 y ŒA la agricultura de la Zona Tórrida1. Más adelante nació la lírica venezolana en el romanticismo (movimiento intelectual que hizo prevalecer el sentimiento sobre la razón) y su máximo exponente fue José Antonio Maitín. Bajo esta misma influencia apareció José Ramón Yépes, creador de las baladas criollas e indigenistas. A finales de este siglo, comenzó la madurez de la narrativa, cuando aparecieron las corrientes realistas ( reflejar los seres y las cosas tal como son en la realidad) y naturalistas (se opone al romanticismo y introduce a la novela los métodos del positivismo). El modernismo (movimiento literario caracterizado por la independencia artística, en busca de un mundo ideal y refinado, con innovaciones de lenguaje) llegó cuando se consolidó la 'generación 95' integrada por Pedro Emilio Coll, Luis Manuel Urbaneja, entre otros. Mientras tanto, el paso de este período a las vanguardias se caracterizó por escritos que indagaban en la búsqueda y reflexión de la identidad venezolana, como es el caso de 'Doña Bárbara' una de las novelas más famosas de Rómulo Gallegos. Luego, como repuesta a la corriente del 95, surgió la 'generación del 18', que propuso una nueva estética a la poesía modernista. Casi simultáneamente apareció una nueva corriente dentro de la poesía, con rasgos regionalistas y sociales, y hacia 1950 surgió una generación preocupada por los problemas de la humanidad, periodo en el que se destacaron Ramón Palomares y Efraín Subero.

y

COLOMBIA

El Caribe colombiano tiene herencia de la literatura española y de la tradición oral que hace parte de la cultura popular, especialmente de los sectores rurales. Pero su historia en las letras comenzó con la novela 'Ingermina' de Juan José Nieto en 1884 , que consistía en una narración histórica de la conquista y la colonia. En el libro cuenta la historia de Alonso, hermano del conquistador Pedro Heredia y de la princesa indígena Ingermina. El libro muestra personajes oprimidos que claman por la libertad, en medio de una serie de intrigas políticas de la época. Después de la publicación de esta novela, durante el siglo 19, no abundaron nuevas producciones; sin embargo, aparecieron tres novelistas importantes como Manuel María Madiedo, Candelario Obeso, y Abraham Zacarías López, que se preocuparon por difundir aspectos tradicionales de la región. Luego, entre 1917 y 1920, apareció la 'Revista Voces', en Barranquilla, una publicación que resaltó el humor de la zona y ayudó a conocer el trabajo de los escritores más sonados de la época, como José F. Fuenmayor, Gregorio Castañeda Aragón, García Herreros y Pedro Sonderéguer. Garcia Herreros es el autor de 'Lejos del mar', una historia que relata un viaje al Meta. Sonderéguer escribió 'Quibdó', relacionado con las maravillas del paisaje del Chocó. Por su parte, Fuenmayor localizó sus historias en las ciudades. El género que más utilizó fue la ficción y escribió una de las obras más importantes de la época: 'Cosme', que impacto por no presentar a los típicos héroes de las historias y por evitar las descripciones largas de los personajes. En los años 30 , aparecieron editoriales en la región caribeña que comenzaron a publicar obras de escritores locales. Además se fundó el periódico 'El Heraldo', que también difundió textos de escritores hasta el momento desconocidos. Entre 1963 y 1966, los novelistas más destacados fueron Manuel Zapata Olivella, Fanny Buitrago y Rojas Herzo. En sus libros resaltaron las culturas del Caribe. Durante este mismo periodo de tiempo Gabriel García Márquez escribió 'Los funerales de la Mamá Grande', 'El coronel no tiene quien le escriba'' y 'La mala hora', y en 1967 publicó 'Cien años de soledad', la historia de la familia Buendía que le ha dado la vuelta al mundo y lo hizo merecedor al Premio Nobel de la Literatura en 1982.

Otros escritores posteriores a está época y que también se han destacado son Rafael H. Moreno y Luis Fayad. 1 de mayo, récord de asistencia en la Feria del Libro Fue la fecha en la que se conmemoró el Día del Caribe y contó con 38.459 visitantes Además de disfrutar de 100.000 títulos, 420 expositores y 30.000 m2 de exhibición., pudieron participar de las presentaciones de orquestas, cuartetos, danzas, música folclórica, exposiciones, mesas redondas, y escritores invitados que se presentaron ese día. También hicieron presencia los candidatos presidenciales Noemí Sanín y Horacio Serpa, María Emma Mejía, el Registrador Nacional Luis Camilo Osorio, Eduardo Pizano, Ministro de Desarrollo y Armando Estrada Villa Ministro del Interior entre otros. Por otro lado, los estudiantes de colegios también han sido parte para la Feria del Libro, desde el lunes 29 de abril hasta el 1 de Mayo han asistido 33.869 estudiantes, que han participado en talleres, lecturas de cuentos, y muchas actividades preparadas especialmente para ellos. Informaciones extraidas del primer diario colombiano El Tiempo.

envoyé par Nelson Martinez

Share